26 septiembre 2007

Y si... todo se vendiera como un iPod?

Inauguro nueva sección (globos y confetti volando por doquier, vagos yupis resuenan a lo lejos...) a la que voy a llamar Ucronías. Para mis queridos ignorantes, diré que ese término se utiliza para explicar capítulos de Historia que NO han ocurrido... pero que podrían haber sido realidad perfectamente.

(Sí, yo me enteré de qué diablos significa este palabro hace 3 días... ¡muajaja! ¡Os llevo ventaja!)

Rescato de valleywag, una web geek especializada en cosas de Apple, una ucronía del todo cachonda acerca de cómo sería el mundo si todo se vendiera al más puro estilo iPod.

Temblad, temblad.

Electrodomésticos:
_Este microondas tiene muy buen aspecto. ¿Tiene alguna función para palomitas?
_Una suscripción para palomitas, sí.
_¿Perdón? (parpadeando con fuerza)
_Tiene una función para palomitas, pero sólo funciona con esta lista de proveedores de palomitas. Eso sí, hemos conseguido que Popitas y Palomitas Auchán sólo cobren 99 céntimos por cada uso.
_Esteee... ¿qué tal este modelo? ¿Su función de palomitas es gratis? (camisa con tortillas)
_Sí, pero sólo puede usarse tres veces y luego, si pretende usarla una vez más, derrite el aparato.
_Ajá... (mirando con pavor la puerta de salida)
_Tiene, sin embargo, una oferta especial: ¡puede jugar a cinco juegos de microondas preinstalados!

_¿En... esta pantalla minúscula?

_Uno de los juegos es "Adivina qué estoy cocinando..."

McDonald's:
_Hola, un Big Mac, por favor.
_Perfecto, son 3 euros.
_¿Puede ponerle beicon?.
_Hum... puede tener nuestra Bacon Cheeseburger sin lechuga.
_Pero... yo quiero ambas cosas.
_Lo lamento, no tenemos ese modelo, ¡sería caótico! (cara escandalizada de "¡si es que lo queréis todo!")¿De qué color quiere su Big Mac?
_¿Qué... qué color? (ceja levantada) Mire, mejor me cojo la Bacon Cheeseburger.

_¡Oh, cuánto lo siento! (risa sardónica y cruel) Acabamos de dejar de fabricarla y la hemos sustituido por una hamburguesa con tofu. Ah, y la Peque Bacon Cheeseburger ahora son nuggets de pollo.
_Pero... a mí me gustaba la otra.

_Qué pena. Por otro lado, ahora la Big Mac sólo cuesta 1,70.

_Eran 3 euros hace sólo un minuto (cara de "pero de qué leches me estás hablando")

_Lo hemos cambiado. Hace un minuto era el momento equivocado para comprar un Big Mac. (se siente) Entonces... ¿quiere patatas fritas o prefiere esperar una semana a que tengamos aros de cebolla?

Mobiliario:
_¿Cuánto por este sofá de cuero?
_Seiscientos por sentarse.
(Cara de susto)

_Ja, qué bueno. Probablemente acabe echándome en él las siestas... ¿Qué tal aguanta el sudor?

_De maravilla. Aunque, de hecho, cuesta ochocientos echarse la siesta. Más los seiscientos si sigue pensando sentarse en él...
_¿Cómo puede cobrarme dos precios por lo mismo? ¡Es mi sofá!
_En realidad, técnicamente es nuestro sofá. Usted está comprando los derechos de uso... Es más, en cuanto lo toque estará de acuerdo con nuestros términos de contratación.

(Se separa rápidamente como si de agua hirviendo se tratara)

_Muy bien, 1.400 y todo el mundo puede sentarse y dormir la siesta.
_Hasta cuatro personas.
_A mí me da que caben cinco...

_¡Cinco sería piratería!

Libros:
_Bienvenido a Crisol, ¿puedo ayudarle en algo? (Mira por encima del hombro) Ah, "El Paraíso Perdido", de Milton. Un libro excelente. [N. del T.: Mentiraaa, es un tostonazooooo]

_Me encanta, lo he leído cinco veces pero no me atrevo a sacarlo de casa. Por eso me compro este otro ejemplar para prestárselo a los amigos.
_Me temo que eso es del todo imposible...
_Qué va, estoy seguro de que no les importará que se lo preste.

(Inocente...)

_Me refiero a que este libro no puede salir de la tienda.

_Creo que no lo entiende. Esta será mi copia suelta para prestarla.

_Le sigo, le sigo, lo que pasa es que la editorial Abada tiene una clave que hace que este libro no pueda salir del primer lugar al que lo hayas llevado. Por supuesto, sus amigos pueden ir a su casa y leerlo... con usted. En realidad, ¿no es eso mejor todavía? ¡Así se sienten más unidos y compartiendo tan magnífica experiencia!
_Ya, claro. Creo que compraré otra edición que pueda prestar sin que todo el bloque de vecinos se entere o peligre el número de los dedos de mi mano.
_Tenemos este otro, de Santillana.
_Dios mío, ¡parece literalmente un pedazo de mierda!

_Y se vende como tal, también...

1 comentario:

  1. Desde luego... nunca dejarás de sorprenderme... :P

    ResponderEliminar