27 octubre 2008

Volver a Empezar

video

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Sí, incluso de las mías. Por eso no voy a decir nada acerca del significado de lo que hoy cuelgo aquí -el primero de unos cuantos, tal vez- porque la idea es que cada uno saque su propia conclusión.
No salen caras, no al menos visibles (salvo error por mi parte), por una razón muy sencilla: esta historia no tiene un protagonista único. Esta historia es de esas que vivimos todos alguna vez.

Vale, no puedo dármelas de Kubrik o Scorsese. También es verdad que con 20 euros y una cámara digital no se hacen milagros. Pero creo que he conseguido expresar algo.
La cuestión es... ¿qué algo veis vosotros?

4 comentarios:

  1. Anónimo7:39 p. m.

    Dicen los científicos, los físicos,esa especie humanoide especialmente evolucionada y claramente "superior",que todos compartimos los átomos que se formaron con el Big Bang, que esos mismos átomos son los que hoy nos conforman a nosotros, y que un día formaron parte de los dinosaurios, y parte de todo cuanto ha existido y habitado en este planeta desde que se formó.

    Es increíble en el sentido literal! Pensar que en algún lugar de mis células respiran millones de años,y se guarda una estructura atómica que en otro tiempo formó el cuerpo de un animal vertebrado del mesozoico!!!! Buah!

    Esa paradoja conexión con algo tan "irreal" para nosotros por alejado en el tiempo,como inconcebible,nos hace pensar en la diminuta casualidad de la existencia, y lo circunstancial de nuestra vida, que no es más que un breve momento en el universo.

    Si somos capaces de tomar conciencia de ello, o almenos tratar de pensarlo tansolo un instante ¿quién puede hablar ya de orugas y mariposas, ni siquera de crisálidas? ¿cómo cuestionar así la capacidad de supervivencia de nuestra "alma"? ¿quién puede atreverse a negar la resiliencia?

    Todo forma parte de todo, y todo está en continúo cambio y movimiento.Lento pero imparable.Imperceptible pero constante.Minúsculamente indivisible y astronómicamente disperso!

    Es tan breve nuestro momento permitido en esta "explosión" de vida que uno no puede detenerse a lamentarse..Hay que exprimir el préstamo! Agotar las posibilidades.Vivir intensamente la futil oportunidad de ser otro más.

    Cada segundo nuestras células están regenerándose..cada día empezamos de nuevo.Cada instante y cada experiencia son exclusivas pero no únicas.Tenemos millones de experiencias y de instantes esperando despertar.

    Volver a empezar es nuestra obligada tarea!

    ResponderEliminar
  2. Piensa por un momento que eres una persona que jamás ha sufrido un contratiempo. Imagina una vida sin altibajos, sin momentos en los que vives intensamente un episodio que hubieras deseado no vivir... ¿cómo sabrías después distinguir los grandes momentos?

    ¿Cómo puedes saber lo que significa la felicidad sin haber experimentado antes el significado de la tristeza? Si la luz existe porque hay oscuridad, si sabemos que existe el calor porque también conocemos el frío... para las vivencias humanas también es necesario saborear dolores que nos enseñen más de nosotros mismos y sepamos avanzar, subir... crecer.

    A nadie le gusta el dolor -salvo que te vaya el sado-, a nadie le gusta la oscuridad -salvo que te mole el rollo gótico- y a los que les gusta el frío no les va el calor y viceversa. Pero ninguno sabría apreciar lo que le gusta sin conocer el otro lado.

    Por eso te digo que, aplaudiendo tu comentario, hay que incluir estos episodios para poder conocer el concepto "vivir intensamente". Al menos, así lo creo ;)

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2:34 p. m.

    (gbg)

    Por supuesto..siempre defendí la idea de experimentar las cosas para conocerlas y otorgarles "su" valor ( o el valor que tenga para cada cual según lo haya vivido).

    Aunque en algunos casos uno hace "su elección" sin haber conocido necesariamente antes su contrario ( como dices tú) y creo recordar que en algún ejemplo concreto tú mismo defendías eso (jaja.. ;-) )

    A lo que yo quería referirme en mi comentario era a la idea de "Volver a empezar", que a pesar de todo siempre debemos volver a empezar..a veces no somos casi ni conscientes de que lo estamos haciendo, pero es algo casi inscrito en nuestra naturaleza, es una pauta casi genética de nuestra condición..debemos volver a empezar..cada instante, cada día!

    Ser consciente de ello simplemente nos ayuda a darle un valor más seguro, más amable, más relativo,más constructivo..más valor, a todo lo que nos ocurra y especialmente cuando implique una perdida, una crisis..un duelo.

    Vivir intensamente es abrir al máximo nuestra capacidad de experiementar, lo bueno y lo malo..experimentar es vivir al fin y alcabo..Cuanto más cabida haya en nosotros..un día podrás perder, y por lo tanto vaciar(te) más..pero tambíen significará que tendrás más espacio para llenar después..tal vez mañana.

    Y mientras escribo esto tengo la imagen mental de un recipiente..Si nuestra existencia pudiera tener una imagen grafica,para mí sería un recipiente, cuanto más grande y más hondo..más cosas cabran.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hacia mucho, pero muchisimo tiempo que no veia un vidio que me hiciera sentir algo...me encanta...tienes un talento especial....muuuua!!!

    ResponderEliminar